LUZ Y OSCURIDAD

La luz o la oscuridad son importantes en los momentos íntimos. hay quién prefiere tener la luz apagada y hay quién la prefiere encendida.

En las relaciones, cuidar los detalles del ambiente que nos rodea, como la calidez, la temperatura, la música o la iluminación es muy importantes para sentirse cómodo.

Una luz tenue, mas bien oscura que permita visualizar el perfil de los cuerpos, puede ser muy erótico y sensual, porque hay quién prefiere más desarrollar los sentidos del tacto, el olfato o el gusto, que el de la vista, ya que en la oscuridad, dejar rienda la suelta a la imaginación es más fácil.

En cambio, hay quiénes disfrutan más de la luz porque se excitan viendo el cuerpo desnudo de su pareja, al igual que el de ellos mismos, si se ponen frente a un espejo.

Son parejas con gran confianza, y con menos pudor a la hora de excitarse viendo como se estimulan zonas, que a muchos les cuesta más visualizar o mirar, tanto si están acompañados como en solitario.

La luz también es importante, para jugar con las miradas, el contacto visual, puede llegar a ser clave en determinados momentos de la relación sexual, porque muchas veces una mirada lo dice todo.

Reconocer con la claridad de la luz, la excitación del otro es muy satisfactorio, aunque esto no significa que con la oscuridad no se sienta igual, en realidad ninguna de las dos opciones es mejor que la otra, lo importante es que la pareja se sienta cómoda.

A veces es difícil encontrar la iluminación ideal, por este motivo en Luxtal Habitaciones por Hora, se ha cuidado con detalle este aspecto.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO:

Las reservas se realizarán únicamente por teléfono