10 cosas que no puedes olvidar al practicar sexo anal

Muchas parejas consiguen superar los tabúes que se han creado sobre el sexo anal y deciden  explorar esta opción; partiendo desde el punto de vista que el sexo anal es una de las prácticas sexuales más placenteras para los hombres, ya que la estrechez ofrece mayor fricción durante el sexo, lo que se convierte en un gran estimulante, por eso muchas parejas se animan a experimentar y disfrutar de todos los beneficios de este tipo de encuentros. Sin embargo existe un aspecto importante, sobre todo en el caso de las chicas, es cómo prepararse para el sexo anal.  En Sexlecciones.com  nos dan  algunos buenos consejos a tomar en cuenta para hacer de este encuentro algo placentero para ambos, para lograr este objetivo y querer repetir debemos tomar en cuenta los siguientes aspectos.

Recomendaciones para el sexo anal

  • Como en cualquier encuentro sexual, es muy importante que tu pareja esté de acuerdo y se sienta cómoda con la idea de practicar sexo anal. Puede que en un inicio exista algo de temor al dolor o causar daño, es importante el dialogo y que el acto sea consensuado, igualmente si durante el acto alguna de las partes desea parar se debe respetar esta decisión.
  • Para garantizar el disfrute debes comenzar por estimular a tu chica en sus zonas erógenas con juegos previos, es muy importante que ambos estén excitados.
  • El ano expulsa mientras que la vagina succiona. La vagina está diseñada para lubricar y dilatarse de un modo diferente al ano, que naturalmente no lubrica. De esta forma es necesario utilizar lubricante íntimo para la penetración anal, así el pene entrará con suavidad ocasionando mínimas molestias (no te engañes, al inicio siempre habrá algo de incomodidad, si se hace bien traerá placer e inclusive el orgasmo en ambos), es importante lubricar tanto el ano como el miembro.
  • Así como practicas sexo oral o masturbas a tu pareja antes de la penetración vaginal, es muy importante estimular el ano antes de la penetración, y prepararlo para introducir el pene. El ano dilatará de mejor forma si antes por ejemplo utilizas tu dedo para jugar (o algún juguete especial para este tipo de tarea como los dilatadores anales), además esto ayudará a que tu chica se relaje y se prepare para disfrutar. Lo mejor es empezar con la introducción de un solo dedo poco a poco para que se vaya adaptando el orificio, una vez adentro, puedes realizar suaves movimientos con el dedo. Luego, y tras repetidos intentos, prueba con la introducción de un dedo más. Siempre de manera gentil, lenta y suave, nada de brusquedad. Una vez, que la introducción en el ano de dos dedos se ha logrado y tolerado, se intentara con la introducción del pene.
  • Este tipo de sexo requiere de tiempo. Este aspecto es muy importante y no debes olvidarlo. Por ello si ambos están apurados, no es un buen momento para practicar sexo anal.
  • El uso del preservativo es muy importante, tanto como para la prevención de ETS o evitar infecciones de otro estilo. Es destacable no combinar el sexo convencional durante el sexo anal, y de hacerse debe cambiar el preservativo y preferiblemente limpiar las zonas previamente.
  • Consulta cuáles son las mejores posturas para la penetración anal y elige alguna en la que ambos os sintáis cómodos. Al momento de penetrar deberás hacerlo poco a poco y de forma muy lenta, es importante entender que normalmente el pene no entra completamente en el ano, por eso no fuerces la penetración o podrías generar dolor y algún tipo de desgarro.
  • Una vez dentro, es momento de iniciar el sexo. Los movimientos en el sexo anal son mucho más suaves y cuidadosos que el sexo vaginal. Nuevamente es bueno recordar que el ano y la vagina son distintos, por eso no debes ir a un ritmo acelerado ni usar demasiada fuerza para la penetración anal. Cuando practiquen con frecuencia sexo anal posiblemente podrán aumentar el ritmo, pero por ahora deben ir con suavidad.
  • Realmente el sexo anal se puede realizar casi en las mismas posturas que el sexo vaginal. Sin embargo hay posturas más y menos cómodas. Siempre es necesario ir de la mano con la creatividad y considerar las variaciones a una postura específica, sin dejar de lado la comodidad de ambos.
  • No olvides continuar estimulando a tu chica mientras la penetras analmente. Puedes tocar su clítoris o sus senos y hacer que alcance el orgasmo junto a ti.

Por último queremos destacar la higiene, así como para la penetración vaginal es necesario tomar ciertas medidas, la anal no es la excepción. Con el uso sencillo de un enema podrás estar lista para el sexo anal. No es obligatorio pero sí muy recomendable.

No hay comentarios

Deja un comentario

*